Y hoy vengo a hablaros de un tema calentito que surge siempre en verano: la seguridad de los nuestros en la piscina, la playa….
He de confesaros un secreto, hace tiempo era una persona bastante reacia respecto al uso de los manguitos. Supongo que con el tiempo todo se suaviza, aunque quiero pensar que son los años de experiencia los que me dan otra visión, otra perspectiva.

Leo artículos que hablan sobre si manguitos si, manguitos no, que mejor este material, que mejor chaleco, que mejor burbuja….
Hoy puedo deciros con firmeza mi opinión profesional al respecto: COHERENCIA. Es lo que me han enseñado los años de experiencia y trabajo en el agua con pequeños y mayores, con una gran diversidad de público. Y también desde hace un tiempo, tengo también la perspectiva como padre, padre de dos pequeñajos.
Hace tiempo os diría que no uséis manguitos, bla bla bla….
A día de hoy, os diré lo que les digo a todas las personas que me preguntan sobre seguridad en el agua: la mejor vigilancia son los ojos. Ya se que suena a tópico, pero es la pura realidad.
Después de años, veo en piscinas todo tipo de materiales para la práctica de la natación y para el ocio en el agua. Lo que más me llama la atención son LAS IMPRUDENCIAS que se cometen, y no tiene nada que ver con el material elegido. Veo peques con manguitos felices en el agua con padres muy presentes, dentro del agua, jugando con ellos; veo peques con chalecos super seguros con padre en la toalla mirando el móvil. Tenemos que ir al factor humano, no echemos la culpa ni balones fuera, a veces erramos, fallamos, nos equivocamos.
Veo profesores de natación con grupos muy numerosos dando la espalda a sus alumnos, sin vigilancia en más de 2 minutos: eso amigos, no es dependencia del material, es una imprudencia.
¿Qué puedo usar? 
Muy sencillo: lo que quieras. Pero has de saber que cada material tiene sus pros y contras. Por ejemplo:

  • Manguitos: depende la marca (obvio) provocan o no rozaduras. Unos flotan mejor que otros. Otros son más evolutivos y ergonómicos. Ofrecen flotabilidad y gran diversión pero se pueden salir y provocar un accidente.
  • Flotador: es muy divertido pero el peque se puede voltear y quedar sumergido.
  • Chalecos: flotan muy bien, pero algunos son incómodos y les molestan a los peques.
  • Nada: ofrece gran libertad de movimiento y descubrimiento, pero tenemos que estar muy encima.
  • Churro: es muy versátil para enseñar a nadar y jugar, pero se escapa con mucha facilidad.
  • Burbuja: es estupenda porque deja extremidades libres, ofrece gran diversidad de juego. Por contra el peque puede soltarla o quedar en posición con vías aéreas sumergidas.

Como veis, todo material sirve y a la vez no. Lo bueno de todo esto es que hay mucha diversidad. Tenemos que ser coherentes y saber que si tenemos peques no vamos a poder estar en la piscina o en la playa tumbados tan a gusto. Tenemos que saber que si vamos al agua vamos con todas las consecuencias, que es cansado estar con ellos todas las horas, pero es lo mejor para todos.
Sabemos que hay material que flota más que otros, pero eso no nos exime de la responsabilidad de vigilancia.
Sabemos que el socorrista vela por nuestra seguridad, pero los padres somos los primeros responsables de la seguridad de nuestros peques.
 
Me gustaría saber vuestra opinión, ¿te apetece dejar un comentario?

Hoy os traigo un post muy interesante….
Un vídeo en el cual vamos a probar 4 elementos de flotación en la piscina:

  1. Cinturón de flotación

  2. Manguitos

  3. Chaleco de flotación

  4. Burbuja de flotación

Este vídeo está hecho no para deciros lo que tenéis que hacer, sino para enseñaros cómo se comporta cada material en el agua.
La actriz, una peque de 3 años, nunca ha tenido contacto con este material, lo cual la prueba es muy interesante 😉
Cualquier duda o sugerencia deja un comentario o contacta conmigo. También puedes contactar conmigo para contratar una charla de seguridad en el agua. (pakinen.sanchez@gmail.com)
Todo el material ha sido comprado en la tienda online tutete.com (PINCHA AQUÍ)
El vídeo ha sido grabado en mi trabajo, Onfitness Center, en Pamplona. Aquí trabajo tooooodo el año:

  • Peques a partir de 2 años
  • Adultos
  • Preparación oposiciones

Grupos muy reducidos (máximo 2), trabajamos con respeto, calidad, educación, empatía y compromiso. (PINCHA AQUÍ)

Buenas!
La semana que viene voy a dar una charla en Berriozar sobre seguridad en Piscinas para familias.
Aprenderemos a evitar y gestionar riesgos. También os hablaré sobre material de natación, riegos y beneficios.
Podrás traer tu material para consultar dudas. Puedes venir con tu peque ya que haremos prácticas!
La entrada es libre hasta completar aforo, así que os recomiendo que me mandes un correo si estás interesado/a para saber como vamos de aforo 🙂
Pakinen.sanchez@gmail.com
637067006

Hola hola!
Os cuento un nuevo curso que estoy haciendo en Escuela Bitácoras. Es un curso de Noemí Suriol, de la escuela y método Lenoarmi. 
Los que ya me conocéis, sabréis que tengo mi propio método de enseñanza que se llama LudoQua, pero eso no es óbice para que no siga aprendiendo y formándome de otras y con otras personas. De hecho creo que nunca se deja de aprender, porque esta vida es crecimiento y aprendizaje CONTINUO. El día que deje de aprender habrá acabado mi trabajo. 
Hoy comienzo un curso nuevo, me sigo formando, y me apetece dejaros información por si os apetece, como yo, formaros y seguir aprendiendo.  APÚNTATE AQUÍ

Las claves del curso

La natación (su aprendizaje cuando nos referimos a bebés) es una de las actividades físicas más completas y su práctica está indiscutiblemente recomendada. Con ella no sólo ejercitamos una gran cantidad de músculos, también favorecemos la coordinación motora, así como el sistema circulatorio y respiratorio y, en los bebés y niños, además, ayudamos al desarrollo de la autonomía y la confianza, con una influencia decisiva en su autoestima.

El movimiento es vida, la vida es movimiento. Aprender a moverse es aprender a vivir.

La matronatación contribuye a regular el tono muscular, aumenta la capacidad cardiorrespiratoria del bebé, favorece su alineación postural y su coordinación motora, así como sus capacidades sensoriales y psicomotrices.

Qué aprenderás

El curso «Cómo apasionar a los niños por el agua», impartido por Noemí Suriol, directora de Lenoarmi, centro pionero en la incorporación de la matronatación en España, está orientado a mamás y papás, para que sean ellos quienes entusiasmen a sus hijos por el agua con las pautas del Método Lenoarmi®, un sistema que constituye una pedagógica forma de expresión corporal basada en la interpretación del movimiento natural.

Porque aprender a moverse en el agua debería ser paralelo a aprender a moverse en el medio terrestre. Con este curso confiamos en que muchos padres puedan acompañar a sus niños de 0 a 3 años creciendo “bilingües” de agua y tierra, como el que se desarrolla empleando dos idiomas.

¿Es para ti?

Si deseas que tus hijos (de 0 a 3 años completos de edad) se beneficien de las múltiples bondades de ejercitarse en el medio acuático y, sobre todo, que tengan la oportunidad de ser felices en el agua con total seguridad, este curso es para ti.

El modelo lúdico se encuentra presente en casi todas las acciones diarias
y cotidianas de los niños y en algunas de los adultos, aunque
generalmente no nos damos cuenta de ello. Los niños desde que se
despiertan por la mañana, están deseosos de jugar; toman el desayuno y
quieren jugar con las galletas, la leche, todo lo que les rodea.

Después van
al colegio y allí continúan jugando y aprendiendo. Ya por la tarde después
del colegio los niños juegan en casa, en el parque… hasta que se van a
dormir. En definitiva: los niños están continuamente jugando y
aprendiendo, o quizás sería más correcto decir que continuamente están
aprendiendo mientras juegan.
El juego es fundamental en el desarrollo de los niños, como veremos más
adelante. El juego les ayuda a comprender el medio que les rodea. Si un
grupo de niños juega a un determinado juego en el que es necesaria la
adopción de roles, están mezclando elementos imaginativos no reales con
elementos reales. El medio en el que juegan es real aunque imaginen que
es otra cosa diferente, están descubriendo su entorno.
Los pequeños, toman elementos reales en sus juegos, toman situaciones
reales. Están descubriendo la realidad de las cosas, objetos, situaciones
cotidianas, roles, mediante el juego. En fundamental jugar para aprender,
conocer. Por ejemplo: jugar a mamás y papás, jugar a cocineros. Sin duda
en el juego existirán elementos imaginativos pero las situaciones son
reales, muchas veces cotidianas, que los niños están aprendiendo,
repitiendo interiorizando en su educación.
Por lo tanto, ¿por qué no utilizar éste modelo en natación? El objetivo de
la actividad es que aprendan a nadar, eso está claro. Pero existen diversas
variantes para que este aprendizaje se realice de forma correcta y eficaz.

Cómo aprenden los niños? Ya os lo digo yo: jugando.
Jugar para todo, para comer, en el coche, en el cole….y también podemos aprender muchísimo en la piscina!

De dónde viene la palabra juego? 
El juego es una actividad natural del hombre, y especialmente importante en la vida de los niños porque es su forma natural de acercarse y de entender la realidad que les rodea. Resulta fácil reconocer la actividad lúdica; sabemos perfectamente cuándo un niño está jugando o está haciendo cualquier otra cosa.
Etimología:
La palabra juego aparece de manera cotidiana en el lenguaje hablado o escrito cuando hablamos, por ejemplo:
– “juego limpio”
– “abrir el juego”
– “jugarse la vida”
– “es un juego de niños”
– “jugar con la salud”
En hebreo la forma sahap, además de su significado inicial de reír y llorar, significa también burlarse y divertirse. En el antiguo anglosajón, saltar, moverse, además de sacrificio y ofrenda; lo cual relaciona el juego con los ritos y otras manifestaciones culturales (Paredes, 2002).
En la Antigua Grecia el juego se refería a las acciones de los niños y a las “niñerías”. De todas formas, los griegos distinguían entre expresiones espontáneas del juego, como las peleas, los tumultos, las bromas y los que proponen los juegos de competición y de lucha entre varios contrincantes, que se habían puesto previamente de acuerdo en las normas.
Con lo cual, vamos a relajarnos y vamos a jugar más,  os parece?

CAPITULO 1: ¿ESTE SOY YO?
Pero qué a gustito se está en la cama. ¿Es de día?. No debe de serlo porque en el techo brillan todavía unas estrellas muy bonitas. ¡Oso! ¡Estás aquí! ¿Dónde te habías metido?. Vaya, anoche estabas justo aquí debajo de mis brazos y mira donde has aparecido. Vaya, no llego. ¿Por qué te has ido al otro lado? ¡Mmmmp! No, no llego. No puedo levantarme todavía.
Oigo pasos afuera, creo que es mamá, casi la puedo oler. Se abre la puerta, esa silueta me es conocida…Ha subido la persiana. ¡Sííí! Es mami. Vaya, ya se apagaron las estrellas del techo. Se me ha caído el chupete de la emoción, al sonreír, es que mamá me hace unas cosquillas en la tripita que…¡Qué fuerte es mama! Sin apenas esfuerzo me ha sacado de la cuna. Qué a gustito se está en sus brazos, qué bien huele…¡Hora del desayuno! ¡Vuelvo en un ratito!

Pues si, el pañal mejor cambiarlo que este ya está mojado. No sé que tiene el coche de mama, pero después de desayunar y ya vestida aquí en este sillón de Formula 1 se está muy bien. ¡Un momento! Este sitio me suena. ¡Cuántos besos y abrazos!. Mamá se va, ¡espera! ¿ dónde vas? Jo mamá…. ¡Anda, la “seño” Raquel! Aquí en la guardería Raquel nos deja jugar con los juguetes que más nos gusten, y este suelo es muy cómodo. Además, esa música tiene algo contagioso… Ya no lloro cuando mamá se va porque sé que se ha ido a trabajar, igual que papá, y luego volverán a buscarme, no pasa nada; mientras, aquí lo paso genial, este sitio es tan grande…
¡Cómo pasa el tiempo! Hace solo un poquito estaba aquí jugando con mis cubos favoritos y ya viene Raquel a buscarnos: hora de comer.
¡Ñammm! ¿Qué rico sabe el puré!, aún no he probado muchos pero este sabe muy bueno.
Cierto, si, otra vez el pañal. No me mires así, aun no soy tan mayor…
Después de la siesta parece que huele a algo, no sé, algo que me suena mucho… ¡son papá y mamá! ¡Qué rápido pasa el tiempo!, ya han vuelto, seguramente para ir a casa a jugar con Oso, o con Pato, o quizás con ese cubo en el que sólo caben algunas piezas… Vaaale, me he dormido un poco, porque es que en el coche y con esa música no pude evitarlo…
Efectivamente, estuve un montón de rato jugado con Oso, papá y el cubo mágico. Aunque hubo una vez que Pato me hizo cosquillas… ¡imagínate! ¡Apareció de la nada!. Y Oso, no vas a creértelo, a veces habla. Cierto, se parece un poco a la voz de papá pero mejor no le digo nada a ver si deja de hablar, y eso no me gustaría, ¡Oso es muy divertido!.
 
Si quieres seguir leyendo, puedes conseguir el ebook AQUÍ.
Del precio no te preocupes, que lo pones tú 😉

En la mayoría de las culturas los niños juegan con imitaciones en
miniatura de herramientas de los adultos. Estas imitaciones se ven
influenciadas evidentemente, dependiendo de la época en que tocó vivir.
Así, el juego de “cara o cruz” surgió desde el momento en que se
popularizó el uso de la moneda. Los egipcios ya jugaban a un estilo de
ajedrez. La oca ya se jugaba en Grecia y se propagó por Europa en la Edad
Media.
El juego ha adquirido diversos significados en cada época. Desde el punto
de vista antropológico, el juego está relacionado con las necesidades
físicas, psíquicas y espirituales de cada sociedad.
Posibles funciones del juego:
– De entrenamiento de habilidades necesarias para la
supervivencia
– Como expresión de la espiritualidad, relacionado con rituales
mágicos y ceremonias religiosas
– Como fines terapéuticos
– Por simple diversión
El juego también ha sido asociado a otros fines no lúdicos, como pueden
ser: políticos, sociales y religiosos.
Ejemplo: los Juegos Olímpicos.

Así es, un juego super divertido que encanta a todos los peques con los que trabajo en la piscina.
La verdad que no me gusta la forma “típica” de enseñar a nadar, me gusta bañarme, mojarme, evolucionar, aprender. 
Mi metodología se basa en el juego, la técnica está “disfrazada” de juegos, con lo cual os podéis imaginar lo bien que nos lo pasamos en el agua aprendiendo.
El juego en cuestión se llama “cazadores de comida”. Los peques llevan el churro desde la espalda hacia adelante, de tal forma que tienen que ir por el agua buscando comida y cogiéndola con las pinzas, de uno en uno. La comida pueden ser pelotas, huevitos de plástico, etc.
¿Qué se trabaja?

  • Lo primero de todo que están a gusto en el agua
  • Autonomía en el medio acuático
  • Posición en el agua
  • Desplazamiento
  • Patada de piernas
  • Coordinación
  • Equilibrio

Como podéis comprobar se trata de un ejercicio super completo, además que no paran en el agua, se pueden estar como 10 minutos sin parar de recoger, con lo cual añadimos la resistencia a nuestra lista de objetivos.
¿Cuándo introducir el ejercicio?
Desde el minuto cero, siempre y cuando los peques toleren estar en el agua a gusto. Los profesores podemos ayudarles siempre que necesiten para que no se volteen y traguen agua al principio.
Va bien como ejercicio de calentamiento, o bien como ejercicio central metiendo la respiración, soplar al agua, meter la cabeza….en función de cómo van tus peques.
¿Qué os parece? También podéis practicarlo en vuestra piscina con vuestros hijos!!!!

¿Sabrías distinguir de un peque que juega en el agua de otro que se está ahogando?
¿Sabes por qué fases pasa?
¿Crees que cuando se ahogan piden ayuda?
¿Un peque se ahoga igual que un adulto?
Además de profesor de natación también imparto charlas sobre seguridad en piscinas 😉
Con este pequeño vídeo quiero enseñarte para que aprendas. Ya me dirás qué te parece, vale?