Antes de explicar el método LudoQua, veamos que tienen en común:

–        Un grupo de niños jugando que están en el mercado, cada uno con su rol (tendero, comprador, etc.)

–        Varios niños jugando un partido de fútbol en la calle en la que usan su propia ropa como porterías.

–        Un grupo de personas jugando una partida de dominó en el bar.

–        Un adolescente jugando con la videoconsola

¿Podemos clasificar estas situaciones? ¿Son todas ellas un “juego”?

En el día a día se usa la palabra juego para referirse a diferentes situaciones, emociones o sentimientos, con significados diversos. En nuestra vida personal y profesional se observan muchas situaciones en las que tanto niños como adultos juegan. Los motivos por los que necesitamos jugar son muy variados: por diversión, entretenimiento, para pasar el rato, o simplemente aprender algo nuevo. De estos motivos dependerán el contexto social en el que se encuentren: edad, cultura, desarrollo; el ser humano juega de manera diferente.

  LudoQua es un método de trabajo empírico creado por Francisco Sánchez, en el que se han fusionado el carácter lúdico con el agua. LudoQua es otra forma de aprender a nadar, es otra forma de enseñar. LudoQua se basa en una enseñanza lúdica, divertida, en la que los niños también puedan ser los protagonistas. Los seres humanos aprendemos constantemente situaciones de la vida jugando; los niños están constantemente jugando. De esta forma se desarrollan como personas, su autonomía, su personalidad. En LudoQua hacemos que el deporte sea divertido; hacemos que los niños aprendan a nadar jugando. Porque jugar en el día a día. Jugando se aprenden mucho mejor los conceptos, se asimilan y se recuerdan mejor. Aprender a nadar no tiene que ser una obligación, sino un deporte y un momento lúdico. En el caso de LudoQua baby, también será un momento familiar excepcional.

Los niños y los adultos, en base, juegan de manera similar:

  • Cogen, manipulan objetos
  • Se entretienen
  • Expresan sentimientos
  • Experimentan sensaciones
  • Viven fantasías
  • Transforman objetos de la realidad
  • Conocen su cuerpo
  • Ponen a prueba las capacidades de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation