Buenas tardes. Os traigo una nueva colaboración.  
¿Te apetece escribir conmigo en el blog? Si es así mándame un correo a pakinen.sanchez@gmail.com

La microbiota intestinal está constituida por todo el grupo de bacterias “amigas del cuerpo humano”1 que conviven en el intestino, otorgando beneficios para un mejor funcionamiento del organismo.
 
¿Para qué tenemos una microbiota intestinal?
Muchos son los beneficios que provienen de la microbiota intestinal. Justin Sonnenburg, microbiólogo de la Universidad de Stanford,  asevera que una de las razones consiste en que estos microbios podrían extraer más calorías de los alimentos y tener una mejor nutrición.2
“La leche materna no sólo es un alimento completo desde el punto de vista nutritivo o inmunológico, sino también desde el punto de vista microbiológico” y es para el bebé una fuente importante de bacterias comensales, mutualistas o probióticas, “amigas del cuerpo humano”1.
 
¿Cómo llegan estas bacterias a la leche materna?
 
Al menos una parte de las bacterias comensales existentes en la leche materna podrían proceder de la microbiota intestinal materna y accederían a la glándula mamaria a través de la ruta enteromamaria, que se establece durante los últimos meses de gestación de la madre y la lactancia1: las “bacterias amigas” se unen a células del sistema inmunitario del intestino de la madre y viajan con ellas hasta la glándula mamaria, este proceso es modulado por las hormonas lactogénicas. La microbiota del intestino del lactante suele ser un fiel reflejo de la existente en la leche materna1. El número de especies que coexisten en la leche de una mujer sana suele ser bajo, hecho que explicaría por qué la microbiota intestinal de los lactantes está compuesta por un reducido espectro de especies y por qué el desarrollo de una microbiota más diversa coin­cide con el inicio del destete.1 La leche materna garantiza un aporte continuo de bacterias durante todo el periodo de lactancia. De hecho, posiblemente se trate de la principal fuente de bacterias para el recién nacido, ya que se estima  que un lactante que ingiera aproximadamente 800mL de leche materna al día recibe entre 105 y 107 bacterias.
 
¿Cómo está conformada la microbiota intestinal del bebé?
 
Existe una gran variabilidad interindividual, de tal manera que la leche de cada mujer tiene una composición bacteriana única1. Algunas de las bacterias más frecuentemente encontradas tanto en la leche materna como en la microbiota intestinal del bebe tiene estos peculiares nombres: Staphylococcus epidermidis, Lactobacilos Bifidus, enterococos, Bacteroides, Bifidobacterias y Streptococcus1,3 No siempre están todas, solo unas pocas son suficientes en la microbiota intestinal del bebe, tal como lo señala este estudio de 112 lactantes suecos quienes durante los primeros 6 meses de vida portaban en el contenido fecal1 las siguientes proporciones:

No portaban lactobacilos 26%
Portaba una única cepa 37%
Portaba dos cepas 26%
Portaba tres o más cepas 11%

 
Por otra parte, también se ha estudiado la presencia de factores de crecimiento que favorecen el desarrollo de la microbiota o flora intestinal, tales como los hidratos de carbono y nucleótidos de leche materna. Además de otros factores que impiden el crecimiento de microorganismos patógenos por ser acidificantes4.
 
¿Cuáles son los beneficios del establecimiento de esta microbiota intestinal en el lactante?
La modulación de la microbiota intestinal de la madre durante el embarazo y la lactancia puede tener un efecto directo en la salud de los lactantes1:

  1. Las bacterias de la leche materna podrían desempeñar un papel importante en la prevención de enfermedades infecciosas y en la maduración del sistema inmunitario1. Por ejemplo, la leche materna cuenta con más de 50 oligosacáridos (azúcares) que funcionan como falsos receptores para bacterias patógenas de la vía aérea contra Influenza y catharralis y en la vía urinaria e intestinal, contra E.coli.2 Además, contribuye con el fácil entrenamiento del sistema inmunitario3.
  2. El microbioma asociado al intestino del infante es importante para el metabolismo de los nutrientes.3

 
La microbiota intestinal infantil está profundamente influenciada por la dieta y, en este sentido, la introducción de alimentos sólidos, junto con la retirada progresiva de la leche materna, provoca cambios drásticos en su composición1. Seguido al nacimiento y la iniciación de la alimentación, el tracto gastrointestinal humano es colonizado por una gran diversidad de vida bacteriana.3 Hay una asociación entre la composición de la comunidad microbiana de las heces, modo de nacimiento y método de alimentación.3
 
Por otra parte, la microbiota intestinal está relacionada doblemente con el sistema inmunitario:
1) son las células del sistema inmunitario quienes participan en la ruta enteromamaria como medio de traslado de las bacterias del intestino materno a la leche materna y
2) la microbiota intestinal del lactante ejerce una función protectora contra infecciones y entrenadora del sistema inmunitario.
 
Más allá de lo que conocemos sobre las bondades de la leche materna como un alimento preciado y su contribución a la crianza con apego, existen muchas razones que le dan un valor agregado a la lactancia materna exclusiva y prolongada en beneficio de la buena salud del bebe.
 
Referencias

  1. M. Rodríguez, E. Jiménez, V. Merino, A. Maldonado, M.L. Marín, L. Fernández, R. Martín. Microbiota de la leche humana en condiciones fisiológicas. Acta Pediatr Esp. 2008; 66(2): 77-82.
  2. https://www.nytimes.com/es/2018/04/17/opinion-germenes-bacterias-alimentacion
  3. Madan JC, Hoen AG, Lundgren SN, et al. Association of cesarean delivery and formula supplementation with the intestinal microbiome of 6-week-old infants. JAMA Pediatr. Published online January 11, 2016
  4. R García-López. Composición e inmunología de la leche humana. Acta Periatr Mex 2011; 32 (4):223-230.

Recuerda siempre que estás en el mejor momento para criar, pues se tienen todas las herramientas a nuestra disposición. Espero que estas lecturas contribuyan en una mejor crianza, estoy a la orden para profundizar este y otros temas de tu interés. Mis contactos son:
@lo.estas.haciendo.bien (instagram)
@loestashaciendobien (twitter)
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation