Hoy me propongo intentar explicaros cómo son mis clases de natación en mi trabajo. Me parece interesante daros la oportunidad de conocer mi forma de trabajar, porque de todos aprendemos; y cuando se trata de nuestros peques, nos gusta saber cómo se va a trabajar con ellos 😉

Mi forma de trabajar la podría definir como seria, respetuosa y afectiva. Voy a explicaros un poco mejor todo este asunto.
Natación seria. Enseño a nadar con una metodología, una metodología que se llama LudoQua (aprender a nadar jugando). Os explico esto porque aprender a nadar jugando es serio, no es “jugar por jugar”. Mi natación es seria, porque se trabaja conforme a objetivos a corto, medio y largo plazo. Sesiones de natación con estructura. Otra cosa diferente es que toda la metodología se enseñe jugando. Mucho más beneficioso para los peques, porque jugando es como mejor se aprende, de eso no tendremos dudas ¿no?
Respetuosa. Porque no obligo a ningún peque a hacer nada que no quiera. No obligo a hacer inmersiones, en mis clases no existe la regla “porque lo digo yo”. Trabajo mucho la motivación, la empatía. Si un niñ@ tiene ganas de hacer las cosas, las aprenderá con más ganas, más rápido y será mucho más enriquecedor.
Afectiva. Porque desde el primer día con la adaptación se escucha al peque, hablamos de todo lo que hace falta. Si hace falta pasar una sesión en el agua con el peque aupas pues se hace. Todo por el bien de los peques. Con cariño, respeto y seguridad van a aprender todas las habilidades necesarias para el aprendizaje de la natación 100% seguro.
Y tu, ¿qué opinas?

Comments are closed.

Post Navigation