Muchas familias se plantean cómo o a qué jugar con su bebé en sus primeros meses de vida. Cuando los niños con más mayores, podemos apuntarlos a cualquier deporte; el deporte más completo por excelencia es la natación. Existe una variante de la natación que es más bien reciente, no muy conocida por la gente: la matronatación o natación para bebés. Ahora ya sabemos que con nuestro bebé podemos realizar un “deporte” en familia de forma eficaz y segura. 

La estimulación temprana acuática es una actividad que realizan los bebés con la ayuda de mamás y papás y el profesional; el objetivo no es aprender a nadar, sino adquirir una serie de conocimientos y aptitudes acuáticas. El tipo de estimulación que se trabaja es a nivel motor, sensorial, sensitivo y cognitivo. Hablamos de matronatación en edades comprendidas entre los 5 y 18 meses.

Entonces, ¿podemos decir que ayuda a salvar vidas?

Como os comentaba arriba, en las clases de matronatación se trabajan aspectos motores, sensoriales… es decir vamos a desarrollar habilidades acuáticas en los bebés. También se trabaja mucho el apego, que esa sesión sea familiar, de mamá y papá, trabajamos el contacto físico, la confianza.

Por otro lado también se trabajan habilidades como las inmersiones, los giros, las flotaciones, y en algunos sitios, la supervivencia.

Desde mi punto de vista profesional, sí que ayuda a salvar vidas porque son bebés que poseen habilidades en el agua que otros no poseen, comienzan con la estimulación y después en clases de natación infantil todo va más rodado. En este aspecto sí que salvaría vidas porque estos peques son conocedores del medio acuático, con sus placeres pero también sus riesgos. Pero nunca me gusta ni me ha gustado enseñar matro como supervivencia en el agua  “por si se cae el bebé”, y menos desde el punto de vista de “estar más tranquilo porque sabe flotar”.

Los bebés y los niños siempre tienen que estar con sus padres o bajo supervisión, no me vale que sepa hacer una inmersión y salir a flote y llorar.

Entonces en resumen, practicando matronatación y natación infantil los bebés y peques adquieren unas habilidades acuáticas que en caso de caída ayuda pero nunca deberemos dejarlos solos.

Otra colaboración de Bichitos: sobre crianza respetuosa, microbios y peques

¡y si ya se enfermó! ¿Qué puedo hacer?

Si bien es cierto, podemos tomar medidas de prevención para evitar las enfermedades que de manera recurrente se manifiestan luego del inicio del cole o en alguna actividad nueva que emprendan nuestros hijos, lo regular es que se enfermen, las infecciones respiratorias y digestivas son las primeras a las que se enfrentan la mayoría de los niños, algunas de ellas con fiebre como síntoma común. Como mamá siento que me he vuelto “sanadora”, gracias a las indicaciones de los pediatras que han visto a mis hijos y a otros consejos de buenas y experimentadas madres, he aplicado varios conocimientos que han derivado en la “sanación” de mis peques. El reposo y la ingesta de líquido es indispensable para sanar cualquier malestar, es algo fácil de hacer en casa y una solución común a cualquier enfermedad. A continuación, otros tips para atender mejor estos malestares:

Fiebre:

Tres días de fiebre son típicos de infecciones virales-las cuales no requieren tratamiento más allá del necesario para disminuir los síntomas-, si la fiebre continua por más de tres días se debe acudir al pediatra para la prescripción de antibióticos, ya que, por lo general en las infecciones bacterianas, los momentos febriles se prolongan.

Aplicación de los tradicionales pañitos húmedos en la frente, la nuca y/o por todo el cuerpo, de pies a cabeza.

Insistir en los baños para bajar la fiebre.

Infecciones respiratorias:

Caminar treinta minutos bajo el sol, es muy sanador, al caminar se abren fisiológicamente las vías respiratorias, lo que mejora la descongestión.

Baños con sal marina, basado en las soluciones comerciales de agua de mar que recomiendan los pediatras para la descongestión nasal y en el consejo de mi Terapeuta corporal y reikista de bañar a mi bebe con sal marina eventualmente, lo hago cuando alguno de mis hijos presenta congestión respiratoria,

Patas pa´rriba: al hacer el lavado de la nariz con solución salina al 9%, colocar al niño con la cabeza hacia abajo darle golpes sólidos por la espalda, con la palma de la mano arqueada hacia dentro. Para hacerlo más ameno, le invente la canción: patas pa`rriba, patas pa`rriba… ideal para descongestionar.

Malestar digestivo:

Dieta anti-diarrea: agua de arroz, galleta de soda, manzana cocida al horno, verduras amarillas: apio, zanahoria, arroz, pan tostado.

Lavado de mano permanente, tanto del niño como de los cuidadores.

Evitar lácteos.

Estos tips son una ayuda y en ningún caso sustituyen la opinión médica.

Espero poder seguir ayudando en la crianza que hoy le ofreces a tus hijos, mis contactos son: mariarosangel@gmail.com y en las RRSS llevo mi proyecto:

Facebook: Lo estás haciendo bien

IG: @lo.estas.haciendo.bien

T: @loestashaciendobien

¡Lo que toda madre quiere oír¡, estamos en la mejor época para criar, ya que existen infinidades de herramientas para hacerlo cada día mejor!

Soy mujer, hija, hermana, madre, esposa, bioanalista, microbióloga, directora espiritual y promotora de crianza respetuosa.

Seguiremos con una serie de post dedicados a estos temas: La lactancia materna y la guardería ¿Qué hacer si no me reciben la leche materna?, Actividades extraacadémicas familiares: formas de apego: matronación, futbol familiar, iniciación musical familiar: desde el vientre hasta la primera infancia. Escolarizar o no.