Buenos días!.
Ayer día 27 de junio (2018) tuve el placer de ofrecer una charla sobre prevención en Piscinas para familias.
Con una hora de duración aproximada nos reunimos en el Kulturgune de Berriozar y estuvimos hablando sobre conceptos como:

  • Qué es la prevención
  • Que son los riesgos
  • Tipos de piscinas: pros y contras
  • Material de piscina y natación
  • El ahogamiento

Fue una charla colaborativa, en la que las familias preguntaron sus dudas de cara al verano. Algunas dudas que se planteaban eran:

  • Qué material puedo utilizar este verano con mis hijos
  • Qué puedo hacer para jugar con ellos con seguridad?
  • Como se si se está ahogando o si está jugando?
  • Es bueno que aprendan a flotar?
  • Cómo puedo organizarme si tengo 2 peques para bañarme con los dos a la vez?

También hicimos ejercicio prácticos para tomar CONCIENCIA de las posibles situaciones que se nos puedan presentar en verano.
Una charla necesaria, instructiva.
Poco a poco, conciencia a las familias sobre los beneficios y riegos de las piscinas y en general del agua.
Muchas gracias a los que asistieron y los que no pudieron pero ayudaron a difundir
 

Hola!
Estaba leyendo el facebook de Noe del Barco, y hablaban en comentarios sobre un artículo del ahogamiento silencioso en los peques. 
Me ha preguntado mi opinión como profesional, y, hay veces que mejor en vídeo que escrito para no generar más dudas…
Aquí os dejo el vídeo en cuestión, cualquier duda, como siempre, me tenéis a vuestra disposición, ¿vale?

 

Como bien sabéis, o si no sabéis os lo digo ahora. La función de mi blog es escribir, informar, compartir… es estupendo como puedes llegar a miles de personas con tal sólo un soporte como el pc, el móvil….
El caso es que me suelen llegar dudas sobre todo con respecto a natación, matronatación…. y ahora de cara al verano más aún.
Hoy me ha llegado esta duda:

Estaba buscando un chaleco flotador para mi bebé de 13 meses el problema es que solo pesa unos 9 kilos y algo y el más pequeño es para 11 kilos.
He visto unos manguitos disco y no m han sabido decir ( a través de títeres Facebook) si podría usarlos para mí bebé o qué otro sistema sería el adecuado.
Gracias
No es que me de pereza escribir ni mucho menos, pero me parecía mucho más enriquecedor contestarle en vídeo, evidentemente ocultando sus datos personales. He pensado que quizás haya más personas con la misma duda, así que aprovecho para dejaros el vídeo con la respuesta.

Cualquier duda que te surja, que sepas que estoy a tu disposición, me puedes escribir y con mucho gusto te responderé.

El otro día me comentaba una persona vía mail que tenía problemas con su bebé en las clases de natacion de bebés a las que acudía. Como siempre, aprovecho dudas de otros para ayudar a otras personas que quizás estén en la misma solución.
Problema: sin saber por qué su bebé empezó a llorar y llorar en las clases de matro. No sabe cómo ponerle solución y se plantea si seguir o dar de baja. 
Soluciones que le planteé:

  • Hablar con el monitor para intentar solucionarlo
  • Pensar qué paso aquel día anterior a que llorase tanto
  • Ver si coincide el lloro con el inicio de las inmersiones
  • Llevar un juguete que pueda mojar de casa para que la actividad sea un poco más familiar.

Han pasado un par de semanas y parece ser que el origen del problema son ciertos ejercicios que no le gustan al bebé, y como la mamá ve que lo pasa mal, ya no está tan a gusto y eso se transmite. Al final es una actividad para pasarlo bien TODOS (bebés y familias).
También desde que la mamá no hace los ejercicios que le hacen llorar al bebé está más tranquila, más receptiva. La mamá está más contenta 😉
La respuesta del profesor hay sido «hay que obligarles a hacer lo que toca porque luego se acostumbran a hacer lo que quieren». Mi respuesta como profesional es que los «bebés no se acostumbran a eso». Los bebés y todos los demás, nos acostumbramos al cariño, a los besos, abrazos, amor y sobre todo a pasarlo bien. Desde mi punto de vista no hay que forzar a un bebé a ejecutar un ejercicio que le pone nervioso o que le produce desasosiego o malestar. Si un ejercicio no le gusta no se hace y no pasa nada. No hace falta forzar, obligar a las bravas. Cada bebé lleva su evolución y hay que respetarlo. Hay muuuuchos ejercicios y juegos para practicar. Todos mis peques de natación nadan y bucean, pero no todos «con el mismo programa». Cada uno lleva su evolución y yo lo respeto, les motivo y hacemos juegos para superar los objetivos planteados.
¿Qué opinas tu?