Muchas familias se plantean cómo o a qué jugar con su bebé en sus primeros meses de vida. Cuando los niños con más mayores, podemos apuntarlos a cualquier deporte; el deporte más completo por excelencia es la natación. Existe una variante de la natación que es más bien reciente, no muy conocida por la gente: la matronatación o natación para bebés. Ahora ya sabemos que con nuestro bebé podemos realizar un “deporte” en familia de forma eficaz y segura. 

La estimulación temprana acuática es una actividad que realizan los bebés con la ayuda de mamás y papás y el profesional; el objetivo no es aprender a nadar, sino adquirir una serie de conocimientos y aptitudes acuáticas. El tipo de estimulación que se trabaja es a nivel motor, sensorial, sensitivo y cognitivo. Hablamos de matronatación en edades comprendidas entre los 5 y 18 meses.

Entonces, ¿podemos decir que ayuda a salvar vidas?

Como os comentaba arriba, en las clases de matronatación se trabajan aspectos motores, sensoriales… es decir vamos a desarrollar habilidades acuáticas en los bebés. También se trabaja mucho el apego, que esa sesión sea familiar, de mamá y papá, trabajamos el contacto físico, la confianza.

Por otro lado también se trabajan habilidades como las inmersiones, los giros, las flotaciones, y en algunos sitios, la supervivencia.

Desde mi punto de vista profesional, sí que ayuda a salvar vidas porque son bebés que poseen habilidades en el agua que otros no poseen, comienzan con la estimulación y después en clases de natación infantil todo va más rodado. En este aspecto sí que salvaría vidas porque estos peques son conocedores del medio acuático, con sus placeres pero también sus riesgos. Pero nunca me gusta ni me ha gustado enseñar matro como supervivencia en el agua  “por si se cae el bebé”, y menos desde el punto de vista de “estar más tranquilo porque sabe flotar”.

Los bebés y los niños siempre tienen que estar con sus padres o bajo supervisión, no me vale que sepa hacer una inmersión y salir a flote y llorar.

Entonces en resumen, practicando matronatación y natación infantil los bebés y peques adquieren unas habilidades acuáticas que en caso de caída ayuda pero nunca deberemos dejarlos solos.